El equipaje del mochilero: todo lo que necesitas saber

El simple hecho de pensar en cómo preparar tu mochila antes de un largo viaje, o un viaje por tiempo indefinido, puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. Pero no te preocupes… es en realidad más fácil de lo que parece.

Si ya has hecho antes algún viaje de al menos 2-3 semanas, te habrás dado cuenta de que generalmente tendemos a llevar cosas de más que luego ni utilizamos. Nuestro consejo es que te informes a grandes rasgos del clima de las regiones que tienes pensado visitar, aunque si no vas a zonas de climas extremos, lo normal es que te encuentres con condiciones meteorológicas variadas. Aun así… viaja ligero, pues vas a ser tú el o la que cargue con todo el peso a la espalda. ¡No vayas a parecer Reese Whiterspoon en «Alma salvaje»!

Reese Whiterspoon en la pelicula «Alma salvaje» cargando con una mochila que es el doble de su tamaño ¿Quieres parecerte a ella?

¿Qué mochila elegir?

La mochila es un elemento fundamental en tu viaje que te puede ayudar a llevar toda la carga de forma cómoda o te puede, incluso, lesionar. Por ello, tenemos que dedicarle un tiempo para la búsqueda y probar diferentes modelos antes de lanzarnos a la compra. Para realizar la prueba la mochila deber ir cargada con el peso aproximado al que vayas a llevar para ver posibles roces, incomodidades, etc.

Características que debería tener una mochila para un largo viaje:

  • Diseño ergonómico que permita una adecuada repartición del peso entre los hombros, espalda y tren inferior. Debe contar con:
  • Riñoneras para descargar el peso en la cintura: Es vital para tu salud y tu espalda que cuente con ellas. El peso se tiene que repartir entre tus hombros un 45% y tus piernas un 55%. Además, deben estar acolchadas y ser cómodas, sino acabarás con rozaduras muy molestas en la cintura.
  • Correas de ajuste de carga en pecho y cintura.
  • Espalda regulable en altura y acolchada (a poder ser con algún sistema de ventilación para evitar que la espalda se te empape de sudor).
  • Cincha para acercar la carga a la espalda.
  • Resistencia: El material textil de la mochila tiene que ser resistente a rozaduras y golpes. Las costuras deben ser fuertes y las partes plásticas, como los cierres y hebillas, de buena calidad. De lo contrario, cuando lleves mucho peso verás cómo la mochila se va desgajando como una naranja por los lados más expuestos al peso.
  • Peso: Cuanto más liviana sea mejor. Recuerda que cada gramo extra cuenta y serás tú mismo quien los cargue.
  • Cinchas para amarrar objetos (tienda de campaña, cantimplora, zapatillas…).
  • Bolsillos organizativos, apertura inferior y superior del cuerpo principal -si cuenta además con apertura frontal mejor aún-.  Te permitirá acceder a los objetos de uso cotidiano sin tener que sacar todo el contenido de la mochila.
Esta es la mochila que actualmente lleva Eva, de 50L de capacidad. Muy buena relación calidad/precio y liviana. En contra: el tejido no es el más resistente a las rozaduras. Modelo Quechua Forclaz 50 Speed

¿Capacidad y peso máximo?

La capacidad de la mochila que elijamos va a depender de cada uno y de los caprichos extra que quieras cargar, pero se recomienda una mochila de unos 50-70L y un peso máximo de 15 kg. Yo, que soy un burro, empecé con 22 kg repartidos entre la mochila grande y la pequeña. Tardé poco tiempo en deshacerme de ropa que no me ponía y otras tonterías que no eran vitales para poder guardarlo todo en una mochila y además disminuir el peso.

¿Una o dos mochilas?

Es conveniente, sobre todo si te gusta hacer excursiones, que lleves, a parte de la grande, una mochila pequeña (unos 20L) para no tener que ir cargado con el mochilón cuando quieras ir a dar una vuelta por la ciudad o para hacer una excursión de 1 o 2 días. Además, te servirá para cuando cojas un avión o un autobús, llevar contigo la mochila pequeña con tus pertenencias más valiosas y dejar la otra en la cabina.

Mucha gente, nosotros mismos en el inicio, lleva las dos mochilas cargadas; la grande a la espalda y la pequeña delante. Nos dimos cuenta al poco tiempo de que no es cómodo por varias razones:

  1. Poca maniobrabilidad: entrar con dos mochilas a un autobús es una odisea.
  2. Cuando descargas tienes que estar pendiente de dos mochilas.
  3. Si eres una persona que suda bastante vas a acabar empapado en los primeros 10 minutos de paseo.

Lo mejor es que la mochila pequeña ocupe poco espacio cuando se pliegue y así poder guardarla cómodamente dentro de la mochila grande o amarrarla al exterior. Evitar las mochilas que tengan sistemas de ventilación ya que éstas no se pueden plegar.

Primer día de viaje en São Paulo. En cuanto pude quité lo que no utilizaba y metí todo en una sola mochila.

¿Qué llevar en la mochila?

Ropa

  • Ropa interior para mínimo 5 días y unos 3-4 pares de calcetines.
  • Un par de sujetadores.
  • Dos o tres pantalones cómodos (mejor si son desmontables).
  • Un par de camisas de manga larga (a poder ser que protejan de los rayos UV y sean de secado rápido). En nuestra mochila inicial llevábamos sólo camisetas pero poco a poco fuimos sustituyéndolas por las camisas. Son más frescas, si tienes calor te las arremangas y valen tanto para vestir un poco más arreglado como para subir una montaña.
  • Unas 3 camisetas de manga corta o tirantes.
  • Un forro polar (o dos si gran parte del viaje es en clima frío).
  • Un bañador. En caso de necesitar otros, los pantalones desmontables sirven como bañador.
  • Unas chanclas. Recomendables también sandalias tipo trail.
  • Unas zapatillas: recomendamos unas botas de montaña ligeras de media caña o deportivas de trail con algo de agarre para hacer caminatas.
  • Capa antilluvia.
  • Una toalla de secado rápido.
  • Si eres chica, un vestido que te pueda servir tanto para ir fresquita a la playa, como para arreglarte si te surge algún evento especial.
  • Los pareos son muy útiles porque tienen triple función: se pueden utilizar como pashmina, como pareo-vestido o incluso como toalla de playa.
  • OPCIONAL, y dependiendo del clima: mallas y camiseta térmica, extra de forro polar, chaqueta, gorro y braga para el cuello.
Esta es la ropa que cargué al salir de casa, poco a poco, se fueron quedando cosas por el camino.

Botiquín

  • Siempre es recomendable llevar lo básico de un botiquín para atender las pequeñas urgencias que nos pueden ocurrir en un viaje.
  • Tijeras, esparadrapo y gasas.
  • Crema antibiótica, analgésicos, antihistamínicos, para el mareo, antidiarreicos, antiséptico para las heridas y repelente.

Aseo

  • Cepillo y pasta de dientes.
  • Desodorante.
  • Gel/champú. Nosotros nos acostumbramos a llevar pastilla de jabón: pesa menos, dura más y es más práctico para lavar ropa a mano.
  • Crema hidratante y protector solar.
  • Gafas de vista, lentillas, liquido para las lentillas.
  • OPCIONAL: maquinillas de afeitar, cortapelos, peine, pinzas para las cejas, copa menstrual y cazuela pequeña de cera depilatoria (muy muy útil si eres mujer, claro)…
El neceser con lo básico para salir de casa e ir bien «aseado»

Documentación

  • Pasaporte en regla y con vigencia superior a 6 meses.
  • Cartilla de vacunación internacional. Importante asegurarse de las vacunas obligatorias que piden a la entrada de cada país.
  • Carné de conducir internacional (si tenéis pensado alquilar algún vehículo).
  • Tarjeta de débito/crédito.
  • Póliza del seguro.

Además llevamos una fotocopia de todos los documentos y los tenemos escaneados en la “nube”.

Tecnología

Este apartado es muy subjetivo ya que hay gente que llevará de todo y otros que pasen olímpicamente de llevar cualquier cacharro que tenga un circuito impreso en su interior. Nosotros, como parte del viaje lo dedicamos al tema audiovisual, vamos bastante cargados de estos trastos.

  • Portátil/computadora.
  • Cámaras de fotos y vídeo (con sus baterías, tarjetas SD, cargadores…).
  • Disco duro.
  • Libro electrónico.
  • Teléfono móvil.
  • OPCIONAL: Powerbank, mini-altavoces… No recomendamos llevarlo, no se le suele dar utilidad.
El «por si» no es una opción. Sé sincero contigo mismo, quiérete y no cargues con taaaaantas cosas. ¡¡COGE LO BÁSICO!!

Otros

  • Cordino de 3-4mm. Te vendrá bien para secar la ropa, atar cosas a la mochila, etc.
  • Saco de dormir. Importante que sea ligero y ocupe poco espacio.
  • Tienda de campaña. Un indispensable si quieres ahorrar en alojamiento. Evita las de tipo canadiense o las de montaje ultrarápido, lo que te interesa es que sea ligera y con buena impermeabilidad. Es recomendable que también quepan las mochilas dentro para resguardarlas de la lluvia y tenerlas vigiladas.
  • Imperdibles: Te solucionan un descosido en un pis-pas.
  • Material de camping: cubiertos, vaso y un plato. Si vas a estar mucho tiempo al exterior sería recomendable algún hornillo para cocinar. Existen modelos que apenas ocupan espacio y pesan realmente poco.
  • Adaptadores de enchufe y un triple. Infórmate sobre qué tipo de enchufe hay en cada país que vayas a visitar. Suelen ser muy baratos y lo mejor es que los compres allá donde los necesites.
  • Candado a poder ser de código (así te ahorras llevar la llave encima y no corres el riesgo de perderla).
  • Filtro de agua. Lo compramos antes del viaje y es una de las mejores inversiones que hemos hecho; nos ahorramos bastante dinero en agua y si sueles hacer rutas de montaña no hace falta cargar con muchos litros de agua ya que puedes ir recargando agua en ríos, manantiales…Nosotros compramos uno de la marca LIFESTRAW.
La tienda de camapaña nos ha permitido ahorrar mucho dinero en alojamiento y de dormir en sitios increíbles.

Consejos generales

  • Durante el viaje no acumules, sustituye (o elimina si no lo utilizas) lo que sea que se haya roto, estropeado o esté ya viejo.
  • Si no viajas sólo, hay cosas que se pueden compartir y así repartir el peso.
  • Reutiliza la ropa que no esté sucia y lávala cuando realmente lo esté.
  • Mete en tu mochila cosas prácticas y ropa cómoda. Muy recomendable prendas de secado rápido y mejor si no son blancas.
  • Enrolla cada prenda de ropa y guárdala en bolsas plásticas zip. Organizarás mejor la mochila, encontrarás antes lo que buscas, podrás separar la ropa limpia de la sucia y evitarás que se moje si llueve.
Esta «técnica» nos ha venido realmente bien para mantener la ropa seca y bien organizada.

¿Cómo montar la mochila?

Aquí hay toda una ciencia detrás para poner las cosas dentro de la mochila de la mejor manera posible, para que se distribuyan bien los pesos y además sea práctico el acceso a las diferentes cosas que llevamos.

*****************

Esperamos que este post os haya sido de ayuda y el preparar la mochila deje de ser un quebradero de cabeza. Es hora de que os pongáis manos a la obra y dejéis la mochila lista para salir ahí fuera…¡¡ a comeros el mundo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.