Cómo reparar y mantener tu colchoneta hinchable

Saber cómo reparar una colchoneta hinchable es casi tan imprescindible como la propia colchoneta. De lo contrario, podríamos vernos ante la situación de estar paseando la colchoneta sin que podamos usarla porque está pinchada. Las colchonetas de aire tienen una serie de ventajas sobre los aislantes térmicos clásicos de espuma  u otros materiales “no pinchables”; suelen ser más ligeras, ocupan menos volumen y son más cómodas (generalmente). En este vídeo hablamos un poco sobre el tema. Sin embargo, tienen una desventaja clara: se pueden pinchar. A nadie le gusta llevar un peso extra en su mochila o alforja con algo que nos es inútil y en esto se convierte una colchoneta de aire pinchada. Por ello es muy conveniente saber cómo reparar una colchoneta en caso de que se pinche o pierda aire en general. En este post vamos a explicar cómo reparar una colchoneta inflable y además cómo mantenerlas correctamente para alargar la vida lo máximo posible. ¡Estos accesorios cuestan un ojo de la cara y no queremos tener que cambiarlos cada dos por tres!

Reparación de colchonetas hinchables

El mejor consejo para este y otros problemas es siempre la prevención, y es que ya lo dice el refrán: más vale prevenir que curar.

1) Evitar los pinchazos:

  1. Seleccionar el suelo en el que vamos a dormir. Buscar posibles ramitas, palos o plantas de pinchos que pudieran perforar la colchoneta.
  2. Evita poner la colchoneta hinchable directamente sobre el suelo. Utiliza un tarp en caso de hacer vivac.
  3. Hinchar la colchoneta dentro de la tienda o sobre un tarp para evitar que roce con el suelo, piedras o plantas de alrededor.
  4. Revisar las prendas de ropa con las que vayamos a estar en contacto con la colchoneta. Evitar en la medida de lo posible hebillas, cremalleras y cualquier cosa que pudiera rasgar o pinchar la colchoneta.
  5. Si metemos la mochila en la tienda o dormimos cerca de ella revisarla de posibles ramas o pinchos que se hayan quedado enganchados. Es muy normal dejar la mochila en cualquier sitio y que se peguen objetos indeseables capaces de pinchar la colchoneta.
  6. Tratar la colchoneta hinchable con mimo, ella será la que te haga pasar una noche maravillosa bajo las estrellas.
Si aún siguiendo estos consejos tienes la desdicha de pinchar, no te preocupes, hay formas de reparar la colchoneta en casi cualquier situación. Lo primero que tenemos que hacer es ubicar el pinchazo o el poro. Desde ya, te adelanto, que encontrar un poro es mucho más difícil. Esto es lo que le pasó a Eva durante el viaje a Cabo Norte en bicicleta. Le salió un poro en su colchoneta Therm-A-Rest y no había forma de encontrarlo. Estos agujeritos son tan pequeños que apenas se escapa el aire y pueden hacer que tu colchoneta aguante casi toda la noche con aire, pero en la mañana te levantes con el culo pegado al suelo y más frío que un cubito de hielo.

2) Ubicar el pinchazo

Tenemos que tener la colchoneta bien hinchada, incluso viene bien plegarla en dos para hacer más presión y forzar el aire a salir por el puñetero agujero.
  1. A ojo: si el agujero es grande y pierde gran cantidad de aire puede ser fácil ubicarlo poniendo la oreja o los labios cerca de la colchoneta. Iremos moviendo la colchoneta para rastrearla entera buscando la sensación de aire en los labios o un ligero pssss si ponemos la oreja.
  2. Con agua y jabón: mojamos un trapo con agua y jabón y hacemos como si fuéramos a limpiar la colchoneta por zonas. Limpiamos una zona y miramos detenidamente en busca de burbujitas que se generan al pasar el aire por el agua con jabón.
  3. Sumergir la colchoneta: si tenemos un recipiente lo suficientemente grande como para sumergir una parte de la colchoneta hinchable, mejor que mejor. De nuevo hinchamos la colchoneta y la plegamos, sumergimos una parte en el recipiente con agua y buscamos la formación de burbujitas. Para mi este es el método infalible, pero no siempre tenemos a mano un cubo o una bañera con agua.
¡RECUERDA SECAR BIEN LA COLCHONETA DESPUÉS DE MOJARLA! Para no perder de vista el poro o pinchazo viene bien marcarlo con un boli, rotulador, esparadrapo o cinta. Una vez ubicado y marcado, procedemos a la…

3) Reparación

Para empezar a arreglar el pinchazo tenemos que tener la zona a reparar lo más seca y limpia posible, además de trabajar con la colchoneta desinflada.
  • Con resina de árbol: Si no tenemos nada a mano y el pinchazo no es muy grande podemos taparlo con una gota de resina y un trocito de tela o cinta encima para que no se llene todo de resina.
  • Con cinta americana o aislante: lo mismo que la anterior, si no tenemos otra cosa encima, pues adelante. Pon una tira de cinta encima del pinchazo y reza para que aguante, xD. Nunca lo hemos probado, pero hemos leído que puede funcionar. Mejor si incluimos algo de resina o pegamento (cuidado que no sea corrosivo para el material de la colchoneta) para fijar mejor la tira de cinta.
  • Kit de reparación de cámaras de bici: si nos pilla en un viaje en bici y tenemos kit de reparación de cámaras de aire podemos utilizarlo para arreglar el pinchazo de la colchoneta. Se utiliza exactamente igual que con la cámara de aire. Limpiamos la zona, ponemos el vulcanizador, esperamos lo que nos diga el fabricante (1-5 min) y pegamos el parche haciendo presión con los dedos. Sobre todo, haremos hincapié en los bordes del parche para que se quede bien pegado.
  • Kit de reparación específico: cuando adquirimos colchonetas inflables técnicas suelen venir con un kit de reparación específico para colchonetas. Cada marca tiene su solución, incluso cada tipo de colchoneta. Sin embargo, se pueden resumir en: pegamento (sólido o líquido) y un trozo de tela similar o igual al de la colchoneta. En este caso seguiremos las instrucciones del fabricante.

Mantenimiento durante su uso

  1. Mantener la colchoneta seca: durante la noche es normal que se cree humedad dentro de la tienda o entre la colchoneta y el saco y amanezca húmeda. Antes de guardarla en su funda debemos dejarla que se seque. Para ello, siempre que sea posible, seguir estos pasos:
    • Abrir el pitorro después de usarla.
    • Dejar un rato que se airee y se seque. Podemos desayunar o recoger el campamento mientras se airea. No dejarla al sol directo si es muy fuerte.
    • En el caso de que tengamos que guardarla húmeda porque llueve o tenemos que plegar deprisa, buscar un momento durante el día para secarla.
  2. No dejar la colchoneta inflada al sol directo o dentro de una tienda al sol. El calor expandirá el aire interior de la tienda y forzará las costuras termoselladas. Puede que te encuentres un balón en vez de una colchoneta al entrar en la tienda.
  3. Evitar los roces con otros objetos.
  4. No hincharla demasiado. Ten en cuenta que vas a poner tu peso encima y esto hará que el aire se expanda. Evita forzar la colchoneta.
  5. Evita poner un peso excesivo encima. Por ejemplo, si duermes acompañado, evitad dormir haciendo la cucharita encima de la misma colchoneta.
  6. Sigue las recomendaciones del punto: “EVITAR pinchazos”.

Almacenamiento

Cuando vayamos a guardar la colchoneta en casa es recomendable dejarla hinchada y en un lugar donde las variaciones de temperatura no sean muy acusadas. Un buen sitio sería debajo de la cama o encima de un armario.
¡Pues esto es todo! RECUERDA que muchas marcas (suelen ser las más caras) tienen garantía de por vida en sus productos. Así que si tienes algún problema con algún artículo de estas marcas estás en tu derecho de reclamar uno nuevo. Nosotros te recomendamos que hagas un primer esfuerzo económico y que adquieras una colchoneta de una de estas marcas, así ya sabes que la tendrás para siempre. Esperamos que este post te haya sido de ayuda y te sirva para salir de algún apuro o para alargar la vida a tu colchoneta. Si es así, sería genial que lo COMPARTIERAS en tus redes sociales para que pueda ayudar a más gente. ¿Tienes alguna recomendación o truco que no hayamos mencionado? Puedes dejar abajo tus comentarios… recuerda que ¡COMPARTIR ES VIVIR!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.